Entrevista a Dago, el protagonista de El espejo egipcio, de Pilar González.

Compartir esto

Normalmente se suele entrevistar a escritores, editores y hasta críticos, pero ¿y los personajes? ¿Por qué no entrevistar al protagonista de una novela, por ejemplo?

Hoy te traemos una original entrevista a Dago, el protagonista de la novela El espejo egipcio, de la autora Pilar González

  1. Hola, Dago. ¿Qué opinas de tu creadora y del destino que te ha regalado?

Le estoy muy agradecido a la autora, Pilar González, por darme vida, por regalarme experiencias intensas e interesantes y por escribir esta novela que tanta gente está leyendo, lo que me permite ser muy conocido, algo que siempre gusta a un escritor; pero también tengo que reprocharle que no me ha dado tregua, porque el infortunio me ha cercado en casi todas las páginas de la obra y el suspense ha sido perenne. A veces he sentido ganas de salir corriendo y desaparecer. Me hubiese gustado poder elegir mi destino y, desde luego, en ese caso nunca habría comprado el espejo enigmático.

Pilar González, autora de El espejo egipcio, y por lo tanto creadora de Dago.

2. ¿Cómo crees que hubiese reaccionado la autora si, de pronto, cobras vida propia y desapareces?

Me parece que se habría quedado totalmente bloqueada, incapaz de escribir ni una línea más. Claro que entonces no existiría la novela, pero yo me habría divertido mucho imaginando su cara. Lo pienso y no puedo dejar de reírme.

3. ¿Cambiarías alguna otra cosa de la obra?

Sí. Cambiaría el inesperado final y algunos pasajes de mucha tensión y misterio en los que no sabía si de verdad estaba viviendo aquello, si lo soñaba o si la locura se apoderaba de mí. También eliminaría la desaparición de mi madre, que tanto dolor me produjo. Puede que entonces la novela gustase menos a los lectores, pero es normal que uno quiera tener más momentos gratos.

4. ¿Y de tu personalidad qué cambiarías?

La insatisfacción y la sensación de vacío. Creo que es mejor ser una persona satisfecha, sentir plenitud, alegría y gratitud por lo que se tiene. También me hubiese gustado ser un hombre menos reservado, menos indeciso, más abierto y valiente.

5. En la novela eres un escritor famoso, ¿hubieses preferido tener otra profesión?

Por supuesto que no. Me ha encantado ser escritor. Para mí, al igual que para mi madre, los libros son como varitas mágicas, con ellos se viaja, se sueña, se viven otras vidas; de hecho, esta es una frase suya que comparto por completo.

6. ¿Alcanzar la fama es cuestión de suerte?

No. Creo que es fruto de la constancia, de trabajar con empeño, con estrategia, de no rendirse y creer en uno mismo. También hay que escribir muy bien, este es un requisito previo imprescindible.

7. ¿Tu manera de escribir se parece a la de la autora?

Coincidimos en un par de cosas: ambos escribimos de forma espontánea, sin guión ni estructura previa, y ambos también nos dejamos atrapar por la historia, yo en mayor medida, porque ella define a los personajes, aunque sea de modo sucinto, pero a mí me eligen. Los dejo hablar, permito que me cuenten sus dificultades, sus pasiones y sueños. Un ejemplo de ello es lo que digo en uno de los párrafos de la novela: «Eran los protagonistas los que me elegían, y competían entre ellos para ocupar el papel principal. Casi siempre los héroes o heroínas me susurraban los diálogos, me corregían cuando no me ceñía a sus designios y me perseguían hasta que la narración se amoldaba a sus deseos».

8. ¿Con qué personaje te ha gustado más relacionarte y por qué?

Pues no puedo quedarme solo con uno. Me ha fascinado ser hijo de mi madre y pareja de Marta; aunque mi madre en muchos momentos fue una pesada por sus constantes atenciones y su parloteo infinito, tengo que reconocer que su teoría lingüística y el léxico que utiliza son de lo más original y que me inculcó el amor por las palabras. Ser pareja de Marta ha sido una delicia, creo que no se puede encontrar una mujer mejor que ella. También me ha impactado conocer al faraón Akenatón, admiro su personalidad, su capacidad y valentía para transformar la sociedad egipcia y reformar el culto religioso, y la elegancia con la que se expresa. Por último tengo que mencionar a mi amigo Carmelo, porque es de esos buenos y leales amigos que siempre nos ayudan y apoyan. Sin él no habría sido capaz de embarcarme en la aventura de descubrir el misterio del espejo.

9. ¿Qué piensas de que un espejo tenga poderes?

En principio mi escepticismo me impedía creer que el espejo tuviera alguna influencia sobre mí o sobre los acontecimientos que estaba viviendo, luego terminé aceptando que encerraba algo oscuro, pero, a pesar de que poseo mucha fantasía, jamás imagine lo que ocultaba. Nadie puede imaginarlo.

10. ¿El espejo te aporta algo positivo o solo te trae desgracias?

Eso prefiero no desvelarlo, es mejor que lo averigüen los lectores cuando lean la novela.

11. Una cita del texto que te atraiga especialmente.

Lo que me dijo Isabel, la vidente a la que consultamos Carmelo y yo, para ver que podía desvelarnos del espejo: «Ten cuidado, es un espejo herido y puede hacerte daño, igual que un animal acorralado. Ha venido a enseñarte algo importante, cuando lo aprendas deshazte de él o te destruirá. Aquí está la rueda que anuncia cambios ―señaló una de las láminas con el dedo índice―, escolta a La Muerte que te avisa de una transformación radical, ¿ves? Ella muestra la guadaña y corta con firmeza aquello que no te sirve ya, ella es la mejor maestra, siega de nuestra frente el engaño y la soberbia, del alma el miedo y el apego, nos revela la verdad. Te cuesta aceptarte, Dagoberto, y las dudas te impiden vivir. Huyes de tu abismo y ello no hace más que acrecentarlo, cuando bucees en él te darás cuenta de que solo es humo. Va a llegar una mujer a tu vida. No te conviene. Tú ya estás enamorado».

12. ¿Dónde pueden los lectores encontrar tu historia?

En Amazon, tanto en ebook como en papel. Y además, si quieren leer gratis los primeros capítulos solo tienen que entrar en este enlace.

13. ¿Y por qué crees que deben leerla?

Porque es una historia entretenida, con una trama muy bien hilvanada, llena de suspense e intriga, que atrapa desde la primera página y logra mantener el interés hasta el fin; porque combina muy bien tensión y acción; por los peculiares personajes, el ritmo ágil y el lenguaje sencillo aunque elegante; y sobre todo por su inesperado final.

14. ¿Hay algo que quieras añadir?

Quiero agradeceros esta entrevista y el espacio que me dedicáis en vuestra página. Es un gran privilegio y una iniciativa que debería promoverse porque nosotros, los protagonistas, somos el alma de las novelas.

14. Por último, ya que eres escritor, ¿qué consejo darías a otros escritores?

Les diría que disfruten de la escritura, que no se desanimen, que persigan sus sueños y que no abandonen nunca la ilusión.

Compartir esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *