La vuelta al cole con las pilas cargadas

Compartir esto

Por Oriol Lugo Real

Se acerca la vuelta al colegio y el regreso a nuestras rutinas cotidianas, pero también este periodo puede suponer una gran oportunidad. Es una opción para poder empezar con buen pie y plantearnos muchos cambios en nuestros hábitos.

Quizás ahora con el verano de por medio hemos instaurado rutinas más laxas o menos estrictas. Como por ejemplo en lo que hace referencia al sueño, a la alimentación, al deporte o a las rutinas educativas o formativas. Pero esto también es un elemento muy bueno para que las personas puedan explorar nuevas formas de funcionar y también para rebajar el nivel de estrés y de tensión.

El mes de septiembre es considerado por muchos/as como un periodo de tiempo parecido al inicio del año. Regresamos de unas vacaciones más o menos cortas, en las cuales hemos tenido tiempo para reflexionar y plantearnos cambios en nuestras vistas. Este factor genera que podamos escoger hacer modificaciones en nuestras vidas.

Si te fijas, en el fondo es muy parecido a lo que ocurre en enero. En ese momento del año, venimos de las vacaciones propias de las Navidades, y es en esos días al tener tiempo libro cuando reflexionamos más sobre lo que queremos y lo que no queremos.

En esta última etapa del año que es la que vamos a iniciar en breve, hay incluso individuos que vuelven a revisar sus listas de propósitos de año nuevo. ¿Y cuál es su intención?

Son personas que desean hacer un último empujón y así poder cumplir con lo que se habían propuesto.

Igualmente, no te engañaré, hay muchos bloqueos y resistencias a la hora de hacer cambios. Algunas expresiones que los clientes me comparten a la vuelta del colegio son:

– “Ya es demasiado tarde para cambiar”.

– “Ahora en septiembre no voy a recuperar lo que no he hecho durante el año”.

– “Mejor me espero a cambiar en enero”.

Todas son excusas para no dar el paso. Y esto puede ser debido a miedos, inseguridades, a la falta de confianza en uno mismo/a…

Pero también es cierto que hay otras personas que dicen lo contrario. Miran el calendario, ven que se acerca septiembre y se lo toman como una oportunidad.

Se pueden repetir expresiones como:

– “Voy a tratar de cambiar en estos meses”.

– “Quizás puedo lograr alguna de las metas que me propuse”.

– “Me apetece poder practicar alguna nueva actividad”.

Y entonces es cuando nos planteamos los hábitos o las rutinas que sí queremos conservar o implementar.

Algunos de los hábitos que la gente se plantea retomar o mejorar y que he podido constatar en consulta son:

– Dejar de fumar (definitivamente).

– Comer más sano (una forma de compensar los excesos del verano).

– Volver al gimnasio (actividad que ha quedado totalmente abandonada).

– Iniciar algún nuevo hobby o afición (de aquí que muchos diarios ofrezcan colecciones por fascículos).

– Apuntarse a clases de inglés (o de cualquier otro idioma).

– Seguir con la lista de libros pendientes de leer (aquella famosa lista olvidada).

En este último punto es donde “Ebrolis” nos puede ayudar, ya que una de las cuestiones que más nos cuesta a los seres humanos es la de decidir. ¿Qué libro leer? ¿Qué género escoger? ¿Qué autor?

Pero más allá de los propósitos de la vuelta al cole, yo te sugiero ir un paso más allá. ¿Qué te parecería que este mes de septiembre fuera la oportunidad de crear el mejor año de tu vida?

Normalmente las personas piensan en crear su mejor año en enero, ¿pero por qué no hacerlo en septiembre?

Un hábito puede tardar más o menos en establecerse en función de muchos factores, como: la personalidad, el entorno, las experiencias pasadas de la persona… Pero hay un elemento universal que es el tiempo. Los días invertidos en generar un nuevo hábito positivo son claves. Así que, si ya empiezas en este nuevo trimestre a crear tus nuevos hábitos, entonces ya estarás más que preparado para cuando llegue enero.

Y también, otro concepto muy interesante que quiero compartir contigo lector/a es el de la mejora continua. A veces pensamos en la idea del “cambio” en términos absolutos. ¿Pero y si lo viéramos como una cuestión de mejora progresiva?

¿Qué es más fácil perder de golpe muchos quilos o cada día ir adelgazando un poco?

¿Qué resulta más realista, ponerse en forma de la noche a la mañana o progresivamente ir ganando músculo?

Pues este es el planteamiento de la obra “365 consejos de Coaching para crecer cada día”. Si tu cada día puedes implementar un consejo que te ayuda a progresar o a avanzar en tu vida, es muy probable que, al cabo de una semana, de un mes o de un año notes unos grandes efectos acumulativos.

Esto es lo mismo qué sucede con la lectura: podemos hacernos un atracón o podemos dosificarlo y disfrutar del proceso. Cada día puede resultar una gran oportunidad para cambiar y convertirnos en mejores versiones de nosotros/as.

Pero recuerda, que la vuelta al cole es sólo una excusa. La realidad es que cualquier momento es válido para lograr transformar aquello que tú quieras. Por ejemplo, hoy mismo que estás leyendo este artículo puede ser una oportunidad para plantearte una vez por todas aquello que has estado postergando. Si te lo tomas de esta manera, quizás rompas con el patrón de “mañana lo hago”, o “cambiaré cuando me encuentre mejor” … Estas son otras excusas que nos acostumbramos a poner. Yo también las he usado en mi vida y al final te das cuenta de la importancia de comprometerte con el presente. Aun así, al estar a la vuelta de la esquina el mes de septiembre tienes una oportunidad de oro, ya que seguramente habrá más gente como tú que se plantea hacer un cambio. Y el entorno es clave para poder efectuar transformaciones y modificaciones en las rutinas y en los hábitos. Si te juntas con más personas que piensan así seguro que te sentirás más motivado/a y bien acompañado/a.

Y si eres de los que se sienten que no han podido recargar las pilas, no te preocupes, porque también puedes plantearte como propósito el instaurar el hábito de descansar más o mejor. Un hábito que parece complicado en los tiempos en los que vivimos. Estamos en la era de estar siempre ocupados. Podemos mostrar vidas totalmente llenas de actividades y de eventos sociales, pero en realidad lo que más nos falta es tiempo personal de calidad. Quizás puedes recargar las pilas con una buena lectura. En esto son expertos los de “Ebrolis”.

Dr. Oriol Lugo Real

Psicólogo y co-director del OWL INSTITUTE. INSTITUT PSICOLÒGIC

Autor de los libros: “365 Consejos de Coaching para crecer cada día” y “Coaching de Vida: Crecer, Estancarse o Morir”.

Enlace a Amazon

Compartir esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *