Entrevista al autor Alfredo de Braganza

Compartir esto

Si vienes siguiendo las recomendaciones de Ebrolis desde hace un tiempo, sabrás que Alfredo de Braganza es uno de nuestros autores favoritos. Hoy te traemos una entrevista donde el autor, que acaba de lanzar su nueva novela «Ganga Bruta», nos cuenta quién es y por qué escribe lo que escribe.

Alfredo de Braganza, escritor

Hola Alfredo, en primer lugar, muchísimas gracias por darnos esta entrevista. Hoy queremos hablar de «Ganga Bruta», tu novela nueva, de las anteriores y de muchas otras cosas relacionadas a tu vida como escritor. Pero empecemos con una pequeña introducción para aquellos que no te conocen. ¿Quién es Alfredo de Braganza?

Es un contador de historias. En un comienzo a través del medio audiovisual, con documentales y películas de muy bajo presupuesto, y desde hace un tiempo mediante la escritura, con novelas. Es un viajero que desde muy joven ha estado en muchos y distintos países alrededor del mundo, y que ha realizado variados oficios. Algunos de sus trabajos documentales han ganado premios en festivales internacionales.

Muchos de tus libros tienen que ver con la India y con Bollywood. ¿Podríamos hablar de una fascinación?

En absoluto. No me siento fascinado. Hoy es sobre una trama ambientada en la India, mañana puede ser Estados Unidos, España, Italia o Inglaterra. He tenido la necesidad de contar unas historias cuyas temáticas me han llamado la atención. Conozco la idiosincrasia de la sociedad india muy bien, debido a mi experiencia, pero en ningún caso me considero un ´enamorado´ de la India, indólogo, historiador o antropólogo. De hecho en mi última novela los personajes se mueven por Bombay, Barcelona, Oslo, Lisboa y Madrid.
No escribo pensando en una temática, género o trama ambientada en un lugar geográfico determinado. Soy un escritor intuitivo, independiente, y detrás de cada novela puede que incluso tenga una historia que contar, mía, personal. A parte de mi investigación y lecturas sobre una temática en particular, yo creo, hago ficción; hago uso de mi creatividad e incluso utilizo mucho mi imaginación. Por este motivo mi placer reside en crear lo que siento, cuando lo siento y como lo siento.

¿En qué momento de tu vida decides que quieres escribir tus propias novelas?

Comencé a realizar documentales independientes, como te he comentado, pero mucho antes estuve escribiendo guiones de cine. Por entonces mandaba sinopsis de historias y tratamientos a productoras españolas y extranjeras. Intenté numerosas veces llevar a cabo una coproducción entre India y España. Me reunía con productores indios, incluso con gente influyente de la industria de Bollywood y del cine independiente. No dejaba de escribir a productoras españolas e incluso les llamaba por teléfono desde Nueva Delhi. Por entonces estaba continuamente buscando historias novedosas, originales… que llamasen la atención. Era muy pesado e insistente.
En Nueva Delhi me reuní con el escritor Javier Moro, que por entonces ya había publicado su bestseller «Pasión India», y se encontraba en la India haciendo promoción. Soy un gran admirador de su tío, el escritor francés Dominique Lapierre. Javier Moro había vendido, por entonces, los derechos cinematográficos de su novela a la productora de la actriz Penélope Cruz, y yo quería participar en el proyecto. Al final por varios motivos no pudo ser, y los derechos vencieron. Javier me dijo que si tenía una historia que contar, la contase, que el único secreto para escribir es tener entre manos algo que contar. Pero claro, se trata de saber descubrir cuál es el modo de contarla bien, con habilidad, no de manera chapucera. Una persona va acumulando experiencias, recuerdos, lecturas…, y llega un momento que hay algo, una frase, la figura de una persona o una sensación que dispara ese mundo que uno lleva consigo. Recuerdo unas palabras del escritor Arturo Pérez-Reverte, no sé si fue a raíz de una entrevista por la radio tras publicarse un nuevo libro suyo. Decía algo así, que escribir una novela es como un punto de estallido de un mundo que una persona lleva consigo; creo que se refería a las vivencias, las ideas creativas que uno tiene dentro… Y bueno, como el pistoletazo de salida en una carrera de fondo, un día sonó y de momento no he parado.

¿Cómo te formaste como escritor?

Leyendo, y estudiando el trabajo de otros escritores. Aún sigo aprendiendo.

¿Alguna rutina o incluso manía al ponerte a escribir? ¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Ninguna. Muchas ideas significativas e importantes me han surgido mientras practicaba deporte o durante mis largos paseos con mis perros.

¿Cuál ha sido la experiencia más gratificante que has vivido a raíz de la escritura?

Que se publicase en idioma húngaro mi primera novela «Amrita: La Frida Kahlo de la India», y a las pocas semanas alcanzase el top 10 de ventas en Budapest. Fue muy gratificante recibir a través de mi página web e-mails en inglés de lectores húngaros, unos criticando negativamente la novela pero muchos otros escribiéndome cosas positivas.

Hablemos ahora sobre tu novela, «Ganga bruta», un thriller en toda regla.

El título es en portugués: “Ganga bruta” viene a significar en español algo así como “gánsteres brutales”. También es el título de una película brasileña de los años treinta, considerada tras su estreno la peor película de la historia, pero hoy en día es un filme de culto. Fue lo último que tenía claro, el título. En un diálogo que posteriormente eliminé, un funcionario portugués decía de forma despectiva, refiriéndose a Monica Bedi y a Abu Salem, tras el arresto e interrogación de ambos en Lisboa, algo así como «quitarme a esta ganga bruta de aquí.» Más tarde, al pensar en un título, me vino de nuevo a la cabeza, y me pareció el más indicado.
Durante mi investigación una fuente me dijo que si el crimen desapareciese de la India, el país tendría un problema muy grave con la corrupción, con las prácticas empresariales ilegales que implican el lavado de dinero negro y sobre todo la evasión de impuestos, el uso de paraísos fiscales, con la política clientelar, etc… ya que su fuerza reside en los policías corruptos, los empresarios con los que tienen relaciones y cómo no con lo políticos. En la India el crimen organizado se ha ofrecido como un servicio para asesinar figuras políticamente peligrosas, e incómodas para ciertos rivales, de forma autorizada o semi autorizada por la gente que maneja el poder político y económico del país. Es algo inherente como el uso de los condimentos y especias en la comida, es algo que siempre persistirá. Existió durante la época de Dawood Ibrahim, como conté en mi anterior novela «Matar a Dawood», y posteriormente durante los años de Abu Salem en Bombay, como he narrado ahora en «Ganga bruta».

Si tuvieras que contarle a alguien de qué va la historia en tres oraciones, ¿qué le dirías?

Le mencionaría tres preguntas parecidas a las que he puesto en la sinopsis de la contraportada:

¿Cómo la actriz del momento en Bollywood, universitaria de Oxford y de familia de inmigrantes indios en Noruega, acabó en busca y captura por la Interpol? 
¿Por qué se dieron a la fuga el gánster Abu Salem y la actriz Monica Bedi, terminando ambos arrestados en Lisboa? 
¿Quién pudo estar detrás de la barbarie del 11-M?

¿Está basada en una historia real? ¿Te has tomado muchas “licencias” como escritor? A los lectores siempre nos gusta saber qué parte es real y cuál no.

Sí, está basada en una historia real. Exceptuando el espeluznante, siniestro y brutal atentado terrorista perpetrado en Madrid el 11 de marzo de 2004, además de la detención de Abu Salem y Monica Bedi en Lisboa y algunos hechos novelados de los personajes reales, otros sucesos descritos no se produjeron forzosamente en la realidad en esos lugares. Como comento en las últimas páginas, me he valido como medio de inmersión en la reciente historia dramática de España y de la India, de los recursos propios de un novelista. Aun manejando en lo posible hechos verídicos, me he reservado en todo momento el derecho de apelar a la fantasía, en la invención de personajes, circunstancias, diálogos y acontecimientos. El periodista indio Hussain Zaidi, especializado en sucesos criminales, me comentó que durante una entrevista con Monica Bedi, ella le amenazó con denunciarlo si escribía la historia de su vida, ya que como le dijo, iba a registrar como propiedad intelectual los derechos de llevar al cine su historia con el gánster Abu Salem. El periodista indio ya curtido, se rio, y le contestó que solo tenía que escribir en Google su nombre para conocer la historia de ambos.
Es una novela en la que he echado mano de una hemeroteca, innumerables páginas web y una serie de libros, revistas y artículos en la prensa escrita de autores indios y españoles. Pero sin duda el mayor valor añadido han sido las entrevistas con personas que conocieron y trataron a personajes descritos en la novela. Por ejemplo tuve la suerte de conocer personalmente al actor Sanjay Dutt, que menciono en distintas partes de la novela, a quien Abu Salem entregó los fusiles y granadas.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de «Ganga bruta»? ¿Tenías claro desde el principio cómo la escribirías?

Como menciono al final de la novela, los hechos ocurridos entre las jornadas del 11 y el 14 de marzo de 2004 suponen uno de los hitos más importantes, y a la vez tristes, de la historia de España, acontecimientos que desde el primer momento estuvieron impregnados de incógnitas. Las abrumadoras pruebas publicadas de que los culpables ideológicos del atentado no fueron islamistas permitieron demostrar que la versión oficial sobre lo sucedido hacía aguas por todas partes. A Abu Salem, tras su detención en Lisboa con pasaporte falso y bajo identidad falsa, se le quiso etiquetar en un principio como miembro de Al Qaeda. Poco a poco, conforme fui investigando, incluí a Manuel Arístegui, agente de los servicios de inteligencia españoles, y escribí en un primer lugar el interrogatorio entre ambos. Me gustó cómo quedó esa entrevista, ese vis a vis entre ambas personas tan distintas pero a la vez con tantas cosas en común, que continué el desarrollo de la escritura con el uso de los flashbacks.

Hay miles y miles de novelas disponibles, y el tiempo de los lectores es acotado. ¿Qué crees que hace que tu novela sea única?

Como mi anterior novela sobre Dawood Ibrahim, esta es la primera y única hasta el momento que se ha escrito sobre la actriz Monica Bedi y el gánster Abu Salem. Pero para el lector en idioma español quizá lo que le resulte más relevante sea la narración sobre lo sucedido el 11-M, una de las mayores masacres terroristas de Europa, escrita desde un punto de vista diferente.

Para acabar, te deseamos muchísima suerte con «Ganga bruta» y con el resto de tu carrera como escritor. Si quieres comentar algo más con nuestros lectores, este espacio es todo tuyo.

Muchas gracias. Estoy muy agradecido por brindarme esta oportunidad de dar a conocer mi nueva novela. Espero que los lectores disfruten mucho leyendo esta apasionante historia.

Y ahora te preguntamos a ti, querido lector, ¿qué te ha parecido la entrevista? ¿Has leído algo ya de Alfredo de Braganza? Si no es así, te recomendamos que le des una oportunidad a «Ganga Bruta» o a «cualquiera de sus otros libros». Realmente valen la pena.

Compartir esto

2 opiniones en “Entrevista al autor Alfredo de Braganza”

  1. Felicidades por el libro. Disfruté mucho de la lectura. Amena, entretenida, me enganchó desde el principio. Muy actual, es una novela que mete al lector intrigado hasta el final y es muy fácil de leer, ¡recomendable!

  2. Lei Ganga Bruta, es una novela a mi parecer. bien escrita y con mucha informacion pero que deja un sentimiento de tristeza y de inconformidad,como que la justicia no triunfo, mucho crimen violento,muchas muertes inocentes. No hice empatia con ninguno de los personajes, a veces uno hace empatia con algun “malo” no es este el caso,al menos para mi.Muy buena la entrevista,he leido varios libros de Braganza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *