6 libros que jamás debieron llevarse al cine

Compartir esto

Todo lector voraz que se precie se ha dispuesto a ver la adaptación cinematográfica de alguno de sus libros favoritos y ha acabado decepcionado, clamando al cielo venganza porque este o aquel director o guionista no ha sabido plasmar en la gran pantalla su diálogo favorito o personaje idolatrado. Bien, aquí en Ebrolis tenemos vocación de servicio y por eso te presentamos las que, según la crítica popular, son las peores adaptaciones de libros al cine para que te ahorres un par de horas y más de un dolor de cabeza.

books-498422_1920

1. Las Crónicas de Narnia

Una buena parte de las personas que habían leído el libro de las Crónicas de Narnia puso el grito en el cielo cuando vio el resultado de su adaptación al cine. Las razones del fracaso se le atribuyen, entre otras cosas, a la falta de definición del tono de las películas, a las escasas dotes de los actores para interpretar los personajes y a las referencias bíblicas que indignaron a parte público.

Las Crónicas de Narnia
Las Crónicas de Narnia

2. Los viajes de Gulliver

El fracaso fue indiscutible y la razón parece estar en la intención del director de modernizar la historia acercándola a nuestros días con pésimos resultados. Ahora que lo pensamos, pocas han sido las adaptaciones que recordamos en las que el argumento (en este caso fue el escenario) se ha alejado del original con éxito.

Los viajes de Gulliver
Los viajes de Gulliver

3. El Gran Gatsby

Es una película que gustó a muchos y decepcionó a otros cuantos. Quienes leyeron la historia original de Fitzgerald tienen la sensación de que toda la esencia del libro se fue por el retrete y la adaptación se quedó tan solo con lo superficial.

Leo di Caprio en El gran Gastby

4. El código DaVinci

La razón por la que muchas personas se sintieron decepcionadas con la adaptación de esta obra literaria que enganchó a miles de personas tiene que ver con la incapacidad de los creadores del film para plasmar el misterio y la intriga que sí fue capaz de generar el autor en su obra original.

the-da-vinci-code-e1363920455683

5. El retrato de Dorian Grey

El poco éxito de la adaptación se atribuye a que los creadores de la película se distanciaron casi descaradamente del argumento del libro, lo que dio como resultado la estrepitosa decepción del público que había leído la historia original.

6. Alicia en el país de las maravillas

La película tiene una puesta en escena muy atractiva pero quienes leyeron las magistrales letras de Lewis Carroll coinciden en que la narración no fue muy buena y en que la historia no refleja la curiosidad tan característica de la protagonista. El personaje interpretado por Johnny Depp parece que fue uno de los causantes del mal sabor de boca de la crítica.

alicia en el pais de las maravillas
alicia en el pais de las maravillas

¿Añadirías alguna otra mala adaptación de obras literarias al cine en esta lista? ¿Estás de acuerdo con las que hemos elegido? ¡Cuéntanos!

Compartir esto

Ebooks vs libros de papel: 5 cosas que los lectores de ebooks están hartos de oír

Compartir esto

Que si “como el tacto de un libro no hay nada”, que si “donde se ponga el olor de un buen libro que se quite lo demás”, que si “pero el Kindle no es tan bonito como tener un libro en la estantería”. Si lees ebooks has oído todo esto más de una vez y te entendemos. Ven aquí, llora sobre nuestro hombro. Estamos contigo.

1. “Como el tacto de un libro no hay nada”

Madre mía lo que hay que oír

Sentir un libro entre tus manos, pasar las hojas con frenesí, acercártelo a la cara y notar su suavidad… Es maravilloso, estamos todos de acuerdo. Lo que no es tan fantástico es el kilo y medio que pesa, que se te vuelen las páginas si lees al aire libre y tener que cargar con 5 libros cada vez que te vas de vacaciones. Por no hablar del peor de todos los sufrimientos experimentado por el ser humano hasta la fecha y que NUNCA te pasará si lees ebooks: cortarte con una hoja de papel.

 

2. “Nunca podría renunciar al olor de un libro”

Aaaaaaaarrrrggghh

¡Y no tienes por qué! Resulta que todo está inventado y hay perfumes, aerosoles para que tu ebook huela a libro nuevo y velas.

3. “¿Y con qué decoras tú las estanterías?”

Increíble pero cierto

¡Con libros! ¿Sabéis por qué? Porque que leamos ebooks no quiere decir que no vayamos a comprar nunca jamás un libro. Nos encantan los libros, nos encantan los ebooks y, aunque parezca sorprendente, ¡se puede compatibilizar!

4. “Pero un ebook no se puede regalar”

felizcumple

¡Mentira! Puedes regalar el ebook que quieras a través de Amazon o incluso un cheque regalo para que la persona que tu quieras elija el ebook que más le guste. Dinos sinceramente si tu libro envuelto con papel de regalo tiene la misma gracia que un grupo de perros cantando el cumpleaños feliz

5. “Con lo que me gusta a mí ir a las librerías y pasear durante horas eligiendo un buen libro”

Yujuuuuuuuu, vivan los libros

Y aún lo puedes hacer, pero también tienes la opción de, cómodamente desde tu sofá, encender tu ebook, buscar el libro que te apetece leer y (doble click) ¡ya lo tienes disponible! ¡Viva internet! Y si necesitas sugerencias o encontrar libros baratísimos o incluso gratis, estos chicos se pasan la semana buscando los mejores para ti.

 

Compartir esto

¿Qué tipo de lector eres?

Compartir esto

Dinos cuáles son tus costumbres cuando lees y te diremos qué tipo de lector eres. El lo-leo-todo, El Sibarita, El Derrochador, El Perezoso o El Anticristo de la lectura son algunos de los tipos de lectores que hemos identificado tras un estudio exhaustivo entre nuestra comunidad lectora (bueno, no tanto). ¿Cuál eres tú? Sigue leyendo.

reading-1223518_1920

Aquí va nuestra lista de los diferentes tipos de lector que existen

 

1. El lo-leo-todo

Tipo de lector: Lo leo todo

Eres una máquina de leer todo lo que cae en tus manos. Lees libros, sí, pero también lees blogs, revistas, folletos y hasta la tapa de los yogures. Te quedas pegado a los escaparates de las librerías, te encantan las bibliotecas y el librero de tu barrio te conoce por tu nombre de pila. Eres un adicto a los libros sin ganas de rehabilitarte y eres capaz de ver algo positivo en casi cada lectura. De hecho, estás leyendo este párrafo y te gustaría que fuera más largo para poder leer más y más. El lo-leo-todo es primo hermano de El derrochador y El intenso.

2. El sibarita

Tipo de Lector: El sibarita

Te encanta leer y tal es tu pasión que no soportas que “a cualquier cosa” le llamen libro. Cuando un libro triunfa mucho tú directamente pierdes el interés en él o, por el contrario, te lo lees y lo analizas para poder iluminar al resto de los mortales con el porqué el libro en cuestión no es para tanto. Hay que admitirlo, eres un poco toca-cojones. El arte de la escritura es difícil y tú lo amas tanto que pones el rasero muy alto. Lo tuyo es sinceridad brutal y al que no le guste, que no mire. Si la gente no sabe ver que la “Poética” de Aristóteles es la base de toda crítica literaria es su problema. Eres archienemigo de El top-ten.

3. El anticristo de la lectura

Tipo de Lector: El anticristo de la lectura

Admítelo: No te gusta ni un poquito leer. Cada vez que tenías que leer un libro para el colegio te daba una pereza terrible y eras de los que si había peli o resumen online, no te lo leías. De hecho, estás leyendo este párrafo y te están entrando ganas de bostezar. Aguanta ahí, que sólo quedan dos líneas. Ahora que han salido los audiolibros, estás de suerte, existe una posibilidad de que te “leas algo” aunque sea mientras conduces. Tu máxima es “una imagen vale más que mil palabras”. Una versión menos radical de El anticristo de la lectura es El Perezoso.

5. El top-ten

Tipo de lector: El top-ten

Libro que llega al top ten de libros, libro que te compras. Te encanta comentar lo que lees con tus amigos, leer reseñas de lo que los expertos piensan y para eso qué mejor manera que leer lo que otros leen. Además, tú no ves ningún problema en que te gusten libros que le gustan a la mayoría. Si le gusta a tanta gente por algo será, ¿no? El top-ten acostumbra a llevarse bien con El yonqui de la adrenalina.

6. El yonqui de adrenalina

Tipo de lector: El yonqui de adrenalina

“Si no me atrapa desde la página uno, paso de leerlo” es tu máxima. Los libros que te encantan son los que te enganchan desde el principio y te mantienen en vilo hasta el final. No tienes tiempo que perder en libros que no te llamen la atención. La vida es demasiado corta y hay muchos libros ahí fuera que te ofrecen la adrenalina que tú necesitas. Pasas de descripciones largas y libros en los que no pasan demasiadas cosas. Eres amigo inseparable de El top-ten.

7. El perezoso

Tipo de lector: El perezoso

Llevas meses con el mismo libro y cada vez que lo retomas tienes que volver atrás diez páginas porque no te acuerdas de qué iba o quién era un determinado personaje. Cuando por fin consigues coger el hilo de nuevo, generalmente te quedas dormido. Eres una persona muy ocupada con mil cosas que hacer y que normalmente intenta leer antes de ir a dormir y, claro está, te da sueño. Eres un poco como un perezoso: lento y dormilón, pero entrañable al fin y al cabo. Tienes el alma de El Lo-leo-todo pero lo que te falta un poco de cafeina y voluntad.

8. El derrochador

Tipo de lector: El derrochador

Tienes las estanterías de tu casa repletitas de libros en tapa dura, series perfectamente encuadernadas, ordenadas por colores y tamaños. Si el libro tiene una buena portada y una tipografía fantástica, te tiene ya medio conquistado. Cada vez que sale un libro nuevo de tu autor favorito ahí estás tú haciendo cola para conseguirlo el primer día y sumarlo a tu colección. No eres una persona especialmente derrochona con nada más, pero en lo que respecta a libros, no te puedes resistir y tienes más libros en tu casa que la biblioteca municipal. No siempre tienes tiempo para leer todo lo que tienes, y a veces te descubres encontrando libros en la estantería que ni recuerdas haber comprado…¡Pero qué bonitos son! El derrochador se lleva muy bien con El intenso.

9. El intenso

Tipo de lector: El intenso

Cada vez que encuentras un libro que te gusta te metes en la historia tanto que pasas a vivir una realidad paralela. Cuando leíste Juego de Tronos, te compraste todos los libros y todo el merchandising que encontraste y te regodeaste cuando supiste que iban a hacer una serie de TV porque eso te permitió seguir hablando de los libros más y más y desde otro ángulo. Cuando acabas un libro que te encanta sientes una sensación de vacío increíble y te preguntas qué vas a hacer con tu vida. Normalmente este tipo de lector también tiene características similares a El derrochador.

 

¿Te identificas con alguno de los lectores que hemos descrito en este artículo? Seas el tipo que seas, regístrate en Ebrolis para encontrar nuevos libros gratis o muy baratos cada semana en tu email.

Compartir esto