3 libros escritos por mujeres que no puedes no leer

Libros escritos por mujeres
Compartir esto

Por Pedro González

Libros escritos por mujeres brillantes hay muchos, seguramente miles, igual millones. Ahora bien, cuando pensamos en escritoras con talento, vienen a la mente nombres como Jane Austen, Virginia Woolf, las hermanas Bronte, Emilia Pardo Bazán

Hemos tirado de historia para nombrar a escritoras, y solo nos hemos centrado en una pequeña porción. Si miramos el panorama actual español, por ejemplo, podemos hablar de Almudena Grandes o Rosa Montero, por citar a un par que dan mucho de qué hablar en el mercado de hoy.

Sin embargo, una de mis grandes pasiones como lector (no me explico cómo se puede ser escritor, qué digo, persona, si no se es lector con todo lo que existe hoy día para disfrutar leyendo) es irme a librerías de antiguo y ferias de libros de ocasión y rebuscar entre el polvo, los lomos, las portadas y las sinopsis.

Y precisamente ahí, en esas búsquedas, me he topado con escritoras brillantes de las que, por desgracia, no había oído hablar jamás en mi vida ni media palabra. Una gran pena, pues después de leerlas, me he convertido en un fan acérrimo.

¿Te apetece conocer los libros escritos por mujeres que voy a recomendar? Pues ya sabes, sigue adelante. ¿Quién sabe? Igual tú eres su próximo lector o lectora y su siguiente fan acérrimo. Si es así, enhorabuena, es una idea genial, bienvenidos al club (¡me pido presidente del club de fans!).

Libros escritos por mujeres que merecen la pena

Antes de continuar, me gustaría comentar un detalle. Es cierto que estos libros se pueden considerar como feministas, aunque no desde un punto de vista actual, o no todos ellos. No obstante, es verdad que la firme pluma de sus autoras denota una enorme personalidad, por lo que, vistos desde una perspectiva moderna, no han perdido ni un ápice de su altura moral respecto a las mujeres en la sociedad occidental.

Final Troyano (1937), de Laura Riding

Voy a ir de más antiguo a más nuevo con estas obras. Por eso, permitidme comenzar con un libro desgraciadamente muy desconocido, tanto como su propia autora que, sin embargo, ha sido considerada por expertos como Kenneth Rexroth como una de las más grandes poetisas americanas del siglo XX.

Laura Riding fue una enamorada de La Ilíada desde el mismo momento en que la leyó por primera vez. Sin embargo, su intención con este libro no fue una adaptación moderna o una traducción, sino una visión desde dentro, interpretando cómo actuarían los personajes más célebres de esta historia, principalmente los troyanos, mientras no estaban luchando.

¿Te has preguntado alguna vez cómo eran Paris y Helena en su intimidad? ¿Qué tal trataba en realidad Príamo a sus hijos? ¿Cómo actuaba Aquiles mientras no estaba guerreando? ¿Qué podía pasar por la mente de Héctor antes de enfrentarse a su más temible enemigo y ante sus propios miedos? ¿Qué se cocía en las interioridades de una guerra que duraría una década y acabaría con un destino trágico para Ilión, la defensora Troya, frente a los heroicos griegos?

Laura Riding no solo se hizo estas preguntas, también otras, y tuvo la valentía de plasmarlo en un libro que demuestra, no solo cariño por la historia y por Troya, también un trabajo de investigación e ingenio enorme.

Y, lo más curioso, es que lo escribió mientras vivía en Mallorca. Lo acabaría en 1937, en plena Guerra Civil española. ¿Te llama la atención? A mí me sucedió la mismo, por eso lo leí y me encantó.

Y las cucharillas eran Woolworths (1950), de Barbara Comyns

Vamos a entrar ahora en el fascinante mundo de Barbara Comyns. Esta peculiar escritora inglesa nacida como Barbara Irene Veronica Bayley será el mayor descubrimiento en tu vida literaria si te acercas a sus sorprendentes libros.

Lo cierto es que Comyns ponía mucho de sí misma en cada obra. Curiosamente, al igual que Laura Riding, también vivió en España, tanto en Barcelona como en Ibiza, pero en este caso debido a una infancia que los expertos llaman dickensiana.

Sea como fuere, la propia Comyns avisa al comienzo de este libro que, basados en su vida, apenas hay tres capítulos breves, lo que es bastante halagüeño, ya que los hechos que narra son muy duros.

En esta obra, Y las cucharillas eran de Woolworths, Barbara Comyns, donde la autora se enfrenta a su segundo libro, narra las peripecias que una joven londinense en la City más bohemia de los años 30, algo que rememora autobiografiando su corto matrimonio con el artista John Pemberton.

No obstante, lo que más llama de este libro es la naturalidad con la que escribe Comyns. Los eventos más traumáticos, pero también los más sencillos, se suceden con un lenguaje tan simple como atrayente. Algo tan sencillo como saber dónde se compran unas cucharillas se vuelve apasionante con la pluma de esta escritora espectacular.

La dependienta (2018), de Sayaka Murata

Hemos hecho un breve repaso por la primera mitad del siglo XX, y ahora saltamos al siglo XXI con el siguiente libro, el singular La dependienta, obra de una de las voces más singulares del panorama literario actual, la de Sayaka Murata.

Murata es japonesa, es escritora y es bastante conocida en su país natal, aunque sus libros acaban de comenzar a ser traducidos a otros idiomas, entre ellos, este de La dependienta, el primero que llega a nuestras manos.

Tras ganar varios premios, esta escritora ha levantado su voz propia con sus historias intimistas, singulares y únicas. De hecho, La dependienta está siendo traducido a más de 30 idiomas, lo que no está mal, ya que así podemos empezar a conocer la obra indispensable de una escritora con 10 libros a sus espaldas durante más de 15 años de profesión.

¿Cómo crees que sería una versión femenina del popular personaje cómico Sheldon Cooper de la serie Big Bang Theory aficionada a los ritmos de una tienda? Hablando de una forma popular y simplista, así podríamos hablar de esta obra de Sayaka Murata.

Sin embargo, este libro es mucho más. Esta historia habla de la soledad, de la incomprensión, de la necesidad de ser aceptados por otros por más que no los entendamos o no pensemos igual.

Murata crea un fantástico retrato de una chica cuya vida se basa en una tienda en la que trabaja por horas durante años pese a la incomprensión de los demás, pues a su edad ya tendría que estar casada, con hijos y con un trabajo bien remunerado. Pero Keiko Furukura, la protagonista, tiene otros planes, otras necesidades y otra forma de ver un mundo que ella no entiende, pero en el que necesita integrarse casi con desesperación.

Cualquiera de estos libros escritos por mujeres te va a introducir en un mundo apasionante. Narrados con maestría, con talento y con mucha sensibilidad, te absorberán durante horas y te harán pensar en tu vida, en tu realidad, en tu mundo y en todo cuanto te rodea.


Pedro González lleva años en el mundo del los blogs y las letras. Puedes saber más de él en:
https://www.pgonzalezescritor.com/
http://escritorimaginativo.wordpress.com/

Compartir esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *