Los 10 errores más comunes a la hora de hacer marketing con tu libro

Compartir esto

Como autor, escribes historias para compartirlas con el mundo. Aunque la intención es noble, es fácil perderse en ella ¿De qué sirve haber escrito la mejor historia si nadie sabe que existe?

Hemos recopilado para ti los 10 errores más comunes a la hora de comercializar tu libro para que puedas estar seguro de que va a llegar a sus lectores.

1. “El libro es bueno, no necesito promoción”

Hay un mito que se ha convertido, por desgracia, en el término destacado en la industria del libro. Básicamente, es un eufemismo para decir “no tenemos ni idea de por qué este libro se está vendiendo tan bien”.

¡Como autor, no querrás poner tu libro sobre una base tan inestable! Los libros ganan lectores al ser recomendados. Sobre todo si se tiene en cuenta que el mercado del libro se ha vuelto enorme e inabarcable. Estas recomendaciones pueden provenir de la sección de artículos del diario, de una revista o de otro lector. Lo importante es entender que hay que conseguir que se hable de tu libro.

2. “Los factores externos determinan mis ventas”

Como autor, seguro que alguna vez te has sorprendido revisando tus cifras de ventas e intentando justificarlas de alguna manera. Especialmente en un mes que puede no haber ido muy bien. “El clima estaba bien, la gente salía más. Las vacaciones escolares han comenzado, los padres no tienen tiempo para leer en este momento. La economía está en alza y la gente se puede permitir tipos de entretenimiento más caros. La economía está de capa caída y ya nadie puede permitirse los libros”. La lista podría ser interminable. Estas circunstancias se denominan generalmente efectos macro y, efectivamente, tienen un impacto en cualquier mercado. Lo que ocurre es que estos efectos no suelen ser perceptibles para el autor. Amazon, Random House o incluso J.K. Rowling probablemente tengan que lidiar con estos escenarios, pero tu no.

Para ti, se trata mucho más de los microefectos, es decir, de ti mismo.

¿Cuándo fue tu última publicación? ¿Cuándo fue la última vez que has hecho publicidad? ¿Cuándo fue la última vez que has reservado una oferta de libros? Resumiendo: ¿Cuándo fue la última vez que has hecho algo para que se hablara de ti y de tu trabajo?

3. Dirigirse a cada tipo de cliente potencial de la misma manera

Por lo general, te comunicarás de forma diferente con tus conocidos o amigos que con los desconocidos. Deberías hacer lo mismo en tus campañas publicitarias. Hay clientes fríos y calientes. Es decir, hay clientes que no tienen ganas de comprar y otros que sí. Acercarse a un grupo de clientes frío con una “venta dura”, es decir, un “¡compra ahora!”, no servirá de mucho. Por eso debes terminar los anuncios de Facebook con una llamada a la acción suave, porque no puedes saber de qué humor está el cliente potencial cuando ve tu anuncio.

Del mismo modo, puede ser aconsejable no abrumar inmediatamente con ofertas a un lector que acaba de suscribirse a tu boletín. Es mejor ofrecer algo primero y pedir dinero después.

4. Tratar todas las plataformas publicitarias por igual

Ebrolis, Amazon y Facebook son plataformas publicitarias que te pueden interesar como autor. Sin embargo, todas las plataformas se dirigen a públicos diferentes en su propio idioma.

Un ejemplo rápido: en Facebook, tus anuncios tienen que atraer a un amplio abanico de personas de una gran variedad de orígenes. En Ebrolis, después de todo, los lectores potenciales ya se han registrado a través de una preselección sobre géneros. Así que aquí puedes ser mucho más directo y específico.

5. Pensar demasiado fuera de la caja

Muchos autores buscan frenéticamente el próximo Facebook, Amazon o Ebrolis. Los autores con éxito dedican la mayor parte de su tiempo a su principal ocupación: escribir grandes historias. Luego, se dan a conocer a través de canales de marketing digital convencionales. Por ejemplo, listas de correo electrónico, boletines, páginas de lectores, anuncios en Facebook, Ebrolis, etc.

Las plataformas publicitarias consolidadas tienen éxito por una razón: han tenido tiempo para establecerse y crear una audiencia. Las nuevas plataformas pueden hacer lo mismo con el tiempo, pero éstas viven primero de tu inversión. Cuándo y si recuperarás esa inversión, es cuestionable.

6. Posicionarte tan ampliamente que no quede nada para tu negocio principal

Por regla general, a los autores les conviene más dominar una estrategia de marketing que tratar de subirse a todos los vagones. Al fin y al cabo, tu actividad principal como autor sigue siendo escribir buenas historias. Así que si eres un as de la promoción en Amazon, sigue con ella. No intentes dominar todo lo relacionado con las vías de promoción, pues corres el riesgo de perderte. Nadie puede hacer todo a la perfección, pero sin duda se puede aprender una forma y aplicarla casi a la perfección. Si tienes un gran éxito con tu boletín de noticias pero tus anuncios de Facebook fracasan, sigue con el boletín de noticias.

7. Escucha a tu artista interior cuando se trata de negocios

Como escritor, conocerás bien la voz de tu artista interior. Es la voz que ha sido tu compañía, inspiración y compañera durante las numerosas horas a solas frente a la pantalla del ordenador. Sin embargo, una vez escrito el libro, ¡destierra esa voz a la zona de silencio! A partir de este momento, tu libro es un producto que quiere ser vendido. Si empiezas a escuchar a tu artista interior ahora, eso te hará sentirte incómodo a la hora de tomar decisiones duras y comerciales. Los títulos, las portadas e incluso las reseñas son decisiones comerciales que quieren estar en consonancia con tu público objetivo ¡Ahí es donde su voz de artista tiene un respiro!

8. Olvidarse de establecerse como marca

Un capítulo muy difícil de ser autor. Eres un artista y escribes historias fantásticas, pero para el mundo exterior también eres una marca que necesita ser lo más homogénea posible. Seguramente pasarás mucho tiempo ampliando su número de lectores a través de todo tipo de plataformas de promoción. No obstante, no olvides que tienes una cierta percepción pública. Habla con la misma voz a todos los que te escuchen.

Si escribes comedia, eso no significa que tengas que ser gracioso todo el tiempo, pero un viejo huraño que odia a los demás contrasta mucho ¡La compra de libros es un impulso emocional, una contradicción en la marca te anima a pensar con el lado analítico y desplaza la emoción!

9. Centrarse demasiado en el descubrimiento de tu libro

Muchos autores se centran casi exclusivamente en que los lectores descubran su libro. Con más de siete millones de libros sólo en la Kindle Store, tienes todas las razones para hacerlo. Sin embargo, todavía hay algunos puntos importantes que ayudan a convertir a un lector en un superfan. Incluso se podría decir que estos otros puntos deberían tener más peso en su mezcla de marketing.

Por ejemplo, son cosas como:

– Distracción del comprador en la página del libro: Por término medio, hay unos 250 productos más en la página de Amazon de un libro. Tienes que asegurarte de que el lector potencial se quede con tu libro.

– Seguimiento: Como autor, probablemente tampoco seas muy bueno comunicándote con tus lectores fuera de las novedades. Sin embargo, también puede valer la pena esforzarse por mantener una comunicación abierta como ésta, y no sólo cuando se quiere dinero.

Todos estos puntos requieren un enfoque diferente. Sin embargo, muchos autores se lanzan primero a darse a conocer cuando las ventas bajan. Prueba un enfoque holístico y sorpréndete. Optimiza la página de tu libro

10. Marketing las 24 horas del día

Ahora, podríamos aconsejarte que un nuevo lanzamiento es la mejor manera de conseguir nuevos lectores. Pero probablemente tu mismo lo sabes, y con esa afirmación no te estaríamos aportando ningún contenido real.

Además, en cierto modo, la reedición también es un poco estafa. Por lo tanto, una consideración ligeramente diferente:

Si entiendes cómo funciona el algoritmo de Amazon, por ejemplo, puedes arreglártelas con mucho menos trabajo propio. Luego, puedes personalizar tus campañas de marketing, ejecutarlas unos días al mes y Amazon se encargará del resto. Los autores con éxito realizan la campaña de marketing de Amazon algo de cinco a siete días cada mes. Con esto conseguirás millones de páginas leídas en Kindle Unlimited. Cobrar la medalla de superventas cada mes mientras te sientas y sigues escribiendo historias el resto del tiempo.

Conclusión

El marketing es una herramienta importante de tu profesión. Sin embargo, asegúrate siempre de que no se convierta en tu trabajo. Quieres escribir historias y esperamos que estos consejos te ayuden a hacerlo. El marketing online puede convertirse en una trampa, especialmente para los artistas. Esto se debe a que nuestra curiosidad y entusiasmo, a menudo infantil, por los nuevos temas nos hace olvidar el valor del tiempo. Ni siquiera como autónomo trabajas gratis ¡Ni siquiera para ti mismo! Por lo tanto, una visión externa puede ser a veces muy útil. Esperamos haberte aportado esta reflexión. Utiliza tu tiempo con prudencia, dirígete a tu grupo objetivo con sensatez. Entonces no necesitarás invertir cientos de horas en tu marketing. Por el contrario, te ocuparás de tí mismo después de unas pocas horas.

Ese debería ser tu objetivo, ¡más tiempo para tus mundos, criaturas e historias!

Desde Ebrolis te deseamos mucho éxito.

Compartir esto

One thought on “Los 10 errores más comunes a la hora de hacer marketing con tu libro”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *